Doom de Nintendo Switch cada vez mas cerca!

Hubo un tiempo en el que la idea de jugar a un juego como Doom de 2016 en Nintendo Switch parecía demasiado buena para ser verdad. Pero aquí estamos, jugando Doom on Switch. Aunque es impresionante verlo funcionar en una consola portátil, la consola convertible de Nintendo obviamente no soporta el rendimiento de otras consolas o PCs. Doom ha soportado unos cuantos compromisos durante su transición a una plataforma más modesta, y dependiendo de su tolerancia a las imágenes borrosas y controles desenfocados, estas esquinas cortadas pueden ser un rompe-contrato sin importar lo fascinante que sea la experiencia al principio.

Una cosa es cierta, sin embargo: la campaña de Doom está aquí, acompañada por el modo arcade centrado en la tabla de líderes. Al igual que antes, empujas a través de hordas de demonios con balas y golpes violentos, mientras que una banda sonora de heavy metal te anima a ir más rápido y golpear más fuerte. A medida que los enemigos se escalan, su armamento sigue, ofreciendo una gratificante escalada de excitación que corresponde a la reputación de Doom.

Esto no quiere decir que la campaña de Doom fue perfecta para empezar, y los mismos problemas que tuvo en el pasado persisten en Switch. Hay una buena cantidad de repetición que tratar, algunas de las cuales disminuyen lo que debería ser un hito monumental: aterrizar en el infierno. Terminas yendo y viniendo varias veces, y a pesar de la febril acción que te lleva a lo largo del camino, hay una cantidad de dejàos llevar por el entusiasmo, si es que alguna vez un poco.

En última instancia, el rápido ritmo de combate de Doom hace que el viaje a veces repetitivo vale la pena tomar, y la adición del modo arcade le permite centrarse en la acción por sí solo si usted tiene poco interés en el juego tan-así como la narrativa o la estructura de misión. El modo se introdujo en otras plataformas en una actualización posterior a la publicación y está diseñado para las personas que quieren practicar sus habilidades de velocidad o para clasificarse en las tablas de clasificación de Internet. Se han introducido multiplicadores y otros elementos que potencian la puntuación para alentar diferentes tácticas, y en algunos casos, para crear un camino poco probable alrededor de un mapa para obtener puntuaciones y eficiencia óptimas.

Cada etapa de la campaña se desbloquea en modo arcade desde el principio, y se le permite elegir y elegir entre las armas que normalmente estarían disponibles para usted, además de cada beneficio de la runa (sin importar la misión), al elegir su carga. La libertad de ir y venir a lo largo del juego es una bendición como un jugador que regresa, aunque está construido de tal manera que puede ser que desee sumergir los dedos de los pies en la campaña desde el principio para obtener su orientación si no ha jugado Doom desde 2016. A menos que seas capaz de encontrar las vidas extras raras en medio de todo el caos, una muerte es todo lo que se necesita para que tu carrera termine en modo arcade.

Una de las desafortunadas realidades de jugar un juego tan exigente con Switch Joycons es que usted está limitado por las limitaciones de los pequeños palos analógicos. Doom ofrece ajustes de sensibilidad y suavizado de la cámara que ayudan hasta cierto punto, pero en comparación con el controlador Pro Controller de tamaño completo, Joycons se siente notablemente menos fiable. Y a pesar de que el menú de opciones insinúa controles de movimiento cuando están acoplados, no se aplican a apuntar — simplemente se mueve el Joycon derecho a los enemigos cuerpo a cuerpo, que no es tan sensible o eficaz como simplemente presionar en el palo analógico derecho.